CUARENTENA 3

Muchas personas están que se suben por las paredes y hacen lo que sea por salir varias veces a la calle.

Hoy yendo de camino al trabajo, me he encontrado c varias personas hque venían de comprar, sin mascarillas, sin guantes, sin gafas… y encima, mayores. Luego, diremos que estaba como una flor, llenos de vida.

Yo con mi mascarilla homologada, las gafas de protección, sin auriculares para estar atento a todo y andando a paso normal.

Para los que os quejáis de la ampliación de la cuarentena y tal, os voy a contar como está siendo la mía, para ver que tal se os daría a vosotros soportar 40 días en casa, porque al parecer, al segundo día ya hay que ir al Mercado que pille más lejos.

El 20 de Noviembre de 2019 dejé de trabajar para estar tranquilo para lo que me esperaba, el 22 de Noviembre a las 8 en punto de la mañana, fui intervenido del codo izquierdo, otra «bonita» cicatriz de 25 cm y 32 grapas que dan un cosquilleo (por los cojones) al quitarlas.

Durante 50 días estuve encerrado en casa sin poder trabajar debido a los dolores intensos y seguidos, de una a dos punzadas por segundo durante cada día. Esto me pasa por ser alérgico al medicamento que debía tomar para el dolor y a causa de mi médico que es tonto del culo, pues me suspendió las pastillas que me relajaban ese dolor, pastillas recetadas por el Cirujano y canceladas por el de familia.

A la semana de estar bien, salí a la calle a pasar un rato tranquilo y me fui al cine, patiné en la acera y fui a Omar por saco, resultado: tres cotillas magulladas y el pecho destrozado por el impacto contra el escalón, por lo que no me podía acostar, así que tuve que estar 45 días «durmiendo» sentado en el sofá del salón, sin poder ir a trabaja, confinado de nuevo en casa.

Por si fuera poco, por la caída se me infectó una herida que no vi y pillé un virus raro de cojones y se me infectó de cintura para abajo todo, llegando a tener casi el triple de volumen, a lo que acojinado por la situación, acabé de nuevo en Urgencias y por fin supimos que era un virus y no algo peor, pero el resultado de esto, fueron otras tres semanas sin salir.

Cuando empiezo a ponerme mejor, cuando empiezo a trabajar, cuando me empiezan a llegar trabajos buenos, llega una conspiración mundial a jodernos el Planeta y 40 días más en casa.

Total, qué son 40 días más si llevo desde el día 20 de Noviembre sin salir más que 4 ratitos.

Ahora quéjate de Cuarentena si tienes cullons.

Escuchando: Hardwell – Session 147

30 de Diciembre

A menos de 36 horas para ese número redondo, 2020.

El codo… bueno, sigo fastidiado, sin grapas, limpio, sin mierdecillas rojas, etc, pero se ve el costurón a leguas, vamos que parezco el Costurero de la Reina o un muñeco de trapo recosido porque el perro juega con él.

Mi parte izquierda va bien fastidiada, la rodilla se sale cuando quiere, por lo que he de ir con cuidado siempre y no hacer giros bruscos en seco. El túnel carpiano destrozado desde 1992 y a todo esto le sumamos el codo izquierdo. Tranquilos que en la derecha se me rompió un hueso de la mano en 1996 y en 1992 el túnel carpiano, sí, ambos a la vez, desde entonces me los cuido como si no hubiera un mañana :p

Pero faltan… ¿Cuánto, 36 horas para el 2020? eso no es ná.

Quiero saber a quién le haré la primera foto en 2020, tengo una ligera idea, pero va a ser buena que te cagas :p

Espero poder escribir algo antes de fin de año, son más de las 5 de la mañana y no puedo dormir, por ello escribo ahora y se publica después :p