15 días con la 40tona

Que estamos, pasando dos semanas con la 40tona. Que es fea, desgraciada y antipática.

Para más inri, se suspende la Semana Santa, a tomar por saco el trabajo de diez días, ahora a devolver los anticipos y a comerme el marrón yo solito. Ah, y la Feria de Abril, la pasan a Septiembre, con todas las de los pueblos, la que vamos a liar.

15 días encerrados en casa, aunque por suerte (y no tengo perro), podré ir a la oficina el Martes a dar un voltio y salir de casa un rato, me llegan pedidos y no se van a recoger solos.

Vaya mierda de vida. luego me dicen que soy un exagerdo, pero decidme, qué narices he disfrutado en los últimos cinco años de mi vida? Un accidente me cambia la vida y de paso, el médico de turno se equivoca y no me la cambia, si no me la destroza. Tras tres años de ir como el culo empiezas a trabajar bien, a que te lleguen proyectos, a que vuelvas a ganar dinero, pero llega otra operación y adiós a lo logrado, otra vez a empezar.

No le veo sentido a todo esto. Sí, sé que casi todo lo que escribo empieza bien y acabo por lo mismo, pero Servesita está así en estos momentos, y estando de 40tona, a ver que queréis que os cuente, porque lo único que hago es ver series, dormir y mirar por la ventana, que encima da al río y no se ven ni patos.

Son casi las 7 de la mañana y aquí sigo, sin saber qué hacer, lo peor, es que me frién el Guasap a diario, menos estos días, que es cuando más comunicación se necesita.

Tomo nota señor@s. Y tengo una memoria cojonuda.

Escuchando con mi Minidisc a Bananarama.