Ostión der güeno

Ayer (Sábado 18 de Eneero 2020) a eso de las 19:15 h. pisé una loza con unos 15º de inclinación en la esquina del C.C. Plaza de Armas, justo nada mas que pasas el semáforo y delante de la Discoteca es de colorines.


Con tan mala suerte de patinar mi pie derecho, hincar la rodilla izquierda y por temor a poner el brazo izquierdo (recién operado el pasado 22 de Noviembre 2019 -de nuevo- ), no pude controlar la caída, llegando a impactar con el pecho sobre el suelo y la cara contra las lozas (en la que había un generoso charco negro).


Gracias a las personas que me ayudaron a sentarme para verificar que podía levantarme (examen que autorealizo para comprobar si hay fracturas), al minuto y con ayuda me puse de pie y salí andando por mis propios medios, sin mareaos y sin dolor alguno, por lo que como iba al cine, pues me metí a ver la película sin más. Bueno, comío de mierda por delante y detrás y la cara negra y con un sabor a barro de narices.


Vi «Dos Policías Rebeldes 3», en la mejor sala de Sevilla, con una tecnología de la que os hablaré otro día. Los asientos son VIP, auto inclinarles y parecía que estuviera en mi cama, por lo que al tener las piernas en alto, no sentía nada de dolor.


Al finalizar la película, e intentar levantarme me di cuenta de que era imposible hasta respirar, la gente del cine me ayudó a ponerme de pie, el chaquetón, alguien me puso la bufanda y la mochila y tras salir del cine casi sin poder andar llamé al 112 para solicitar una ambulancia.


Tardaron 25 minutos (imagino que la estaban terminando de fabricar). Y me llevaron al Hospital Virgen del Rocío porque los sanitarios (Tenorio) pensaron que si tenía un golpe en la boca, podría tener algo en el tarro.
A los 15 minutos llegamos, me bajo de la ambulancia igual que me subí, con intensos dolores que aún tengo en costillas del pecho y ambos lados, me hacen RX a los 3 minutos de llegar y me dan el diagnóstico a los 10, me ponen Morfina (mi primer chute) y pa casa.


Ahora estoy todo lo bien que se puede estar cuando te atiborras a pastillas para poder respirar con el menor dolor posible. El hombro derecho me duele más que el codo izquierdo y por desgracia estoy teniendo que hacer los pocos esfuerzos con el recién operado (solo tengo dos brazos y los dos espachurraos, así que uso el que menos duele, aunque siga doliendo).


Esto es lo que me ha pasado ayer. Desde finales de 2014 no paro de ambulancias y hospitales para mi. Para que luego digan que me quejo por nada y soy un exagerado por pedir una del 12.


Seguiré informando.

30 de Diciembre

A menos de 36 horas para ese número redondo, 2020.

El codo… bueno, sigo fastidiado, sin grapas, limpio, sin mierdecillas rojas, etc, pero se ve el costurón a leguas, vamos que parezco el Costurero de la Reina o un muñeco de trapo recosido porque el perro juega con él.

Mi parte izquierda va bien fastidiada, la rodilla se sale cuando quiere, por lo que he de ir con cuidado siempre y no hacer giros bruscos en seco. El túnel carpiano destrozado desde 1992 y a todo esto le sumamos el codo izquierdo. Tranquilos que en la derecha se me rompió un hueso de la mano en 1996 y en 1992 el túnel carpiano, sí, ambos a la vez, desde entonces me los cuido como si no hubiera un mañana :p

Pero faltan… ¿Cuánto, 36 horas para el 2020? eso no es ná.

Quiero saber a quién le haré la primera foto en 2020, tengo una ligera idea, pero va a ser buena que te cagas :p

Espero poder escribir algo antes de fin de año, son más de las 5 de la mañana y no puedo dormir, por ello escribo ahora y se publica después :p