Los USB-C

Imagino que ya todos estaremos mas que familiarizados con los puertos USB tipo C, estos que son rectangulares con los lados circulares y que por gracia del destino, son reversibles.

Bendita la hora que idearon el conector…

Bendita? En serio? Estoy hasta el gorro de los puñeteros conectores de mierda. Es que son un puñetero incordio, durísimos de poner y de quitar… ¿Pero a qué Ingeniero en su sano juicio se le ocurrió esta mierda de conector?

Vamos, que sí, que la tecnología y tal es buena, pero no se, ya podías haberlo construido el doble de grueso, que sería lo mismo y sería más fácil de quitar.

Porque sí, en un sobremesa, te la pela, pero en el portátil…. CUATRO! mi MacBook Pro trae CUATRO puertos!! Uno lo he «matado» con un conector magnético estilo MagSafe (esta es otra, inventan una cosa alucinante y luego se la cepillan, Tim Cook y Johns Ive son Gilipollas, lo que yo os diga, gilipollas) para el cargador, pero de momento, no he encontrado conectores magnéticos para los C que sean pequeños, porque los hay de dos centímetros dude ancho, pero entonces se come el siguiente puerto.

Y esa es otra, que no hay suficiente ancho en el MBP como para poner los dichosos puertos uno junto al otro… échalo pállá joío dioh! (como dirían en mi querido Umbrete).

Quería escribiros más, pero llevo unos días bastante al de la sesera y no es plan de que leáis tanta cosa revuelta de mi coco, que no entiendo ni yo.