LOS SUEÑOS SE CUMPLEN

Si pones empeño, algo de tu parte y poco a poco le vas dando forma, si lo deseas con todas tus fuerzas, de una manera u otra, acabas cumpliéndolos.

El año pasado hice una declaración de intenciones a una persona que no puedo revelar, resumiendo: La Luna o Marte.

Los que me conocen, conocen (valga la redundancia) una parte de mí, no llegan a conocerme por completo, esto es por decisión propia, hay gente que me conoce por “Servesita”, “Pato”, «Currito», Jose Luis y la gran mayoría, por JL.

Evidentemente, los que me conocen por Servesita es gracias a este Blog. 

Los que me conocen por Currito, es simple, mi Avatar es el Curro de la Expo’92 de Sevilla con la bandera de España detrás.

Los que me conocen por “Pato”… esto fue el principio, aquí nació todo este gran Proyecto de aventuras sin fin, refinando y lijando la historia para que su evolución fuera lógica y “perfecta”. Éstos conocen una mezcla de mi un tanto rara, que evidentemente no sé ni como explicarla.

Jose Luis es el contenedor, la caja, CPU, RAM y los 7.000 NVMe en RAID CERO. Con capacidad de cálculo brutal, una especie de montaña de Play Station con PPC RISC. (Si te has perdido, sáltate esta última frase en cursiva).

JL. Ay JL! ¿Quién es JL? El primero?, el segundo?, el tercero?, el físico?, la evolución? Esto sí que no os lo voy a contar :p Pero sí os diré que JL es quien más gente conoce, el que cae bien al 99.9% de las personas, el que tiene capacidades sin límites…

¿Conoces tus límites? Deberías hacerte esta pregunta alguna vez y si ves que no llegas a tus expectativas, crea la manera para llegar a ellas. Haz lo que sea, recuerda que Marte es tan alcanzable como la Luna, pero con mayores dificultades.

En Agosto de 2019 puse en marcha dos proyectos, “Luna” & “Marte”. Sin dejar de pensar en lo más próximo ya que es la Luna, esa manchita blanca del espacio que tanto me gusta, pero está muy cerca y está al 80% de su recorrido. En cambio Marte… para llegar a Marte, con lo lejos que está, los avances, aunque vayan al mismo nivel que Luna, el porcentaje baja al 10%, con lo cual me queda poco para completar Luna, le daré una vida máxima de dos años y para entonces o antes, si termino las seis fases para llegar a Marte, lo Materializaré, sin retorno alguno.

A la Luna iría de vacaciones. Como hogar, prefiero Marte.

Escuchando a Phil Collins (REM)

Ostión der güeno

Ayer (Sábado 18 de Eneero 2020) a eso de las 19:15 h. pisé una loza con unos 15º de inclinación en la esquina del C.C. Plaza de Armas, justo nada mas que pasas el semáforo y delante de la Discoteca es de colorines.


Con tan mala suerte de patinar mi pie derecho, hincar la rodilla izquierda y por temor a poner el brazo izquierdo (recién operado el pasado 22 de Noviembre 2019 -de nuevo- ), no pude controlar la caída, llegando a impactar con el pecho sobre el suelo y la cara contra las lozas (en la que había un generoso charco negro).


Gracias a las personas que me ayudaron a sentarme para verificar que podía levantarme (examen que autorealizo para comprobar si hay fracturas), al minuto y con ayuda me puse de pie y salí andando por mis propios medios, sin mareaos y sin dolor alguno, por lo que como iba al cine, pues me metí a ver la película sin más. Bueno, comío de mierda por delante y detrás y la cara negra y con un sabor a barro de narices.


Vi «Dos Policías Rebeldes 3», en la mejor sala de Sevilla, con una tecnología de la que os hablaré otro día. Los asientos son VIP, auto inclinarles y parecía que estuviera en mi cama, por lo que al tener las piernas en alto, no sentía nada de dolor.


Al finalizar la película, e intentar levantarme me di cuenta de que era imposible hasta respirar, la gente del cine me ayudó a ponerme de pie, el chaquetón, alguien me puso la bufanda y la mochila y tras salir del cine casi sin poder andar llamé al 112 para solicitar una ambulancia.


Tardaron 25 minutos (imagino que la estaban terminando de fabricar). Y me llevaron al Hospital Virgen del Rocío porque los sanitarios (Tenorio) pensaron que si tenía un golpe en la boca, podría tener algo en el tarro.
A los 15 minutos llegamos, me bajo de la ambulancia igual que me subí, con intensos dolores que aún tengo en costillas del pecho y ambos lados, me hacen RX a los 3 minutos de llegar y me dan el diagnóstico a los 10, me ponen Morfina (mi primer chute) y pa casa.


Ahora estoy todo lo bien que se puede estar cuando te atiborras a pastillas para poder respirar con el menor dolor posible. El hombro derecho me duele más que el codo izquierdo y por desgracia estoy teniendo que hacer los pocos esfuerzos con el recién operado (solo tengo dos brazos y los dos espachurraos, así que uso el que menos duele, aunque siga doliendo).


Esto es lo que me ha pasado ayer. Desde finales de 2014 no paro de ambulancias y hospitales para mi. Para que luego digan que me quejo por nada y soy un exagerado por pedir una del 12.


Seguiré informando.

30 de Diciembre

A menos de 36 horas para ese número redondo, 2020.

El codo… bueno, sigo fastidiado, sin grapas, limpio, sin mierdecillas rojas, etc, pero se ve el costurón a leguas, vamos que parezco el Costurero de la Reina o un muñeco de trapo recosido porque el perro juega con él.

Mi parte izquierda va bien fastidiada, la rodilla se sale cuando quiere, por lo que he de ir con cuidado siempre y no hacer giros bruscos en seco. El túnel carpiano destrozado desde 1992 y a todo esto le sumamos el codo izquierdo. Tranquilos que en la derecha se me rompió un hueso de la mano en 1996 y en 1992 el túnel carpiano, sí, ambos a la vez, desde entonces me los cuido como si no hubiera un mañana :p

Pero faltan… ¿Cuánto, 36 horas para el 2020? eso no es ná.

Quiero saber a quién le haré la primera foto en 2020, tengo una ligera idea, pero va a ser buena que te cagas :p

Espero poder escribir algo antes de fin de año, son más de las 5 de la mañana y no puedo dormir, por ello escribo ahora y se publica después :p

Mi codo.

Para los que no me conocen o llevan tiempo sin saber de mi, debéis saber que el 9 de Octubre de 2014 puse el pie izquierdo sobre una loza de hormigón desnivelada seis centímetros y al levantar el pie derecho me desplomé en vertical.

Esto me produjo lesiones en las manos y en el codo izquierdo, más exacto, una fisura en el hipocóndilo izquierdo. Es una zona del hueso que se encuentra bajo las venas por la cara interior del brazo, (por donde te sacan sangre habitualmente), pero ya que por ese lago hay muchas venas, lo normal es solucionarlo por el lado exterior, en el caso de que haya que operar.

Lo curioso de esto es que cuando me recogió la ambulancia y me llevaron al Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, (a partir de ahora H1), la doctora que me atendió mirando las radiografías, dictaminó que era una fisura, así que nada de operar (bien!) y me colocaron una férula por el exterior y aplicaron un vendaje compresivo. Me citaron quince días después para ver que tal iba la cosa.

Pues me hacen seis radiografías, y las dos doctoras me dicen «uy que bien lo llevas, ya está curado, pero como te duele, te lo dejaremos otros quince días». Pues vale, quince días más haciendo locuras para llevar tu día «normal».

A los quince días me lo ve un médico que me hace diez radiografías y las consulta con otros tres médicos de trauma, los cinco en la misma sala, y lee lo que había en la ficha, no se lo explican y me dá una carta de prioridad alta para que me fuera con ella a Urgencias del Macarena.

Me encajo allí a los 40 minutos y me pasan directamente a un quirófano, me ponen una manta de plomo y cinco especialistas de Trauma me hacen como ciento cincuenta radiografías que se ven en tiempo real en una pantalla y el trasto que lo hace gira 360ºx360º. Me dicen que me pasan a planta una habitación a la que llaman «Suite» y al día siguiente iría el médico a explicarme.

Ceno y duermo allí, llega el día siguiente, y llega el médico y me dice que vamos a ir a hacernos un TAC del codo… ¿Uno? Me hicieron seis 🙁 (a 20 minutos cada uno… y sin desayunar, eran las 7 de la mañana).

Sobre las 13 h me viene el médico y me cuenta que lo que vieron como fisura, realmente se equivocaron y era una rotura y esto es muy curioso, ya que quince días después de la caída me dijeron con nuevas radiografías que todo iba genial. Pero me indican que realmente era rotura, y al no haberse operado en ese momento, el hueso roto se desplazó trece milímetros, por lo que el dolor venía a que estaba siendo empujado hacia fuera y no podía ni mover el brazo.

Os hago resumen: Me operan, a la semana me quitan la escayola y me ponen un trasto de aluminio para «defensa» del brazo, al aire, se veían las grapas, 36 cm de abertura y un total de 35 grapas. Soy alérgico a las pastillas que hay que tomar para tenerlo 40 días escayolado, así que de ahí el trasto de aluminio. Tras 25 días de rehabilitación ya estoy arreglado. UN MOJÓN.

Al año, es decir a finales de 2015, segunda operación, seis centímetros con siete grapas. Ya estaba de las grapas hasta los cataplines. Me sacan los dos clavos y el alambre (mejor no os cuento como fue la primera operación para que no os desmayéis).

Durante 2016, 2017, 2018 y 2019 me siento cada vez peor el codo, el brazo y la mano izquierda, pierdo toda la sensibilidad y fuerza y en lugar de avanzar, retrocedo. El 22 de Noviembre de 2019 me vuelven a intervenir. Tercera operación (con anestesia general), Ahora me ponen el nervio en su sitio, se había quedado pisado entre el músculo/tendones/hueso y eso provocaba la pérdida de sensibilidad y fuerza.

A la semana e quitan el vendaje, a los 12 días de la operación me quitan siete grapas y a los 4 días, me quitan las diecisiete restantes (24 en total), no he medido aún el tamaño, pero es bastante largo.

Tengo el codo hecho un cristo.

Os paso foto del cómo se veía el 1 de diciembre, cuando me hicieron la primera cura, es decir, siete días después de la operación:

Os mantendré informados.

EL TGB Y LAS PALOMAS

Hoy escribo esta entrada desde el mismísimo salón del TGB Cristina, situado en Puerta de Jerez de Sevilla.

Hace unos años me enganché en un pico que salía de una de las juntas de una estantería, se me rompió la camiseta y me arañó en el costado. Sin necesidad de puntos aunque sí de una cura.

Hoy me he encontrado algo gracioso y que a priori te da la risa, hasta que alguien con dos dedos de frente les recuerda qué puede ocurrir, entonces la cosa varía y mucho.

Una Paloma por la sala comiendo del suelo. ANDA YA SERVESITA, PERO QUÉ EXAJERADO ERES, NI QUE TE FUERA A MATAR!!

Claro, eso es porque no hemos pensado en la cantidad de enfermedades que transmiten las palomas, para más exactitud lo mismo que las ratas pero con alas.

En esos momentos habían varios críos de 2 a 8 años en la sala, se lo comento como una broma a un chico del centro como una broma de «se os ha escapado una paloma de esas que luego nos dais de comer» y ha pasado olímpicamente de echarla o de ponerlo en conocimiento de su encargada.

He terminado de almorzar y me he ido al mostrador a solicitar el helado que había pagado, con mi ticket en la mano. Aviso al chico y le digo «cuando puedas». Y me responde que en cuanto termine de atender a dos chicas, pasados las chicas y dos clientes más, le enseño mi smartphone en el que le indico el nombre del Gerente del Centro, como indirecta de que tengo su número y puedo llamarlo. A lo que le pregunto que si está el Gerente y me dice que sí, y le respondo que quisiera hablar con él un minuto. El chico me indica que lo avisa en breve (es el mismo chico que teóricamente debía darme el helado).

Viendo la pasividad y viendo que seguía atendiendo a más personas y que pasaba de mí por toda la cara, pues me voy a su lado y me identifico y le digo que cuándo va a decir al Gerente que salga? Y me responde, «ui, perdón lo he olvidado». ¿Olvidado? ¿Perdón? Y avisa a la Encargada.

La chica con prepotencia nata y con menos de dos dedos de frente se pone a decirme que debía decírselo a ella y ala ala ala, claro, porque tú eres la Gerente.

Le he comentado lo que sucede, que me he quedado sin helado, que ya no lo quiero, le he dado mi tarjeta, el recibo del helado y le he comentado que se lo haga llegar con mis indicaciones a su Jefe. Como dudo que se lo diga, he llamado al Jefe. Curioso que tenga su número eh.

Le he explicado la situación, sabe quién soy, que he de dar parte a Sanidad de este problema y que para que me crean, he grabado a la Rata Voladora en el local, vídeo que os muestro SIN editar.

Le he comentado que ya que tengo el vídeo y lo bien que se han portado conmigo, me parecería corrientísimo enviar una copia al ABC, a lo que me ha «suplicado» que no lo haga (conversación telefónica grabada).

Los movimientos de cámara son. para que se apreciase en el lugar en el que está grabado el vídeo.

La Operación:

Llegó el día, llego a las 7:45 h a la Clínica Santa Isabel de Sevilla, ahora regida or el Grupo HLA.

A las 8:15 h me dicen que me esperaban a las 7 h y que me habían llamado 20 veces al móvil sin responder la llamada, es decir, llamas hasta que se corta. Imagino que cuando vea el móvil podré capturar tal cosa. Los muy torpes me habían llamado al número anterior, uno de prepago que uso para la Fotografía.

La cuestión aquí es que dicen que me llamaron el jueves por la tarde, (ojo que unas horas después me operaba y lo curioso es que esa tarde fui a hacerme un ECG y otras cosas a la misma clínica, clínica que apuntó mi web, email y el número actual), la cosa es que no pudo darles llamada, ya que esa línea la apagué a las 17 h..

Empezamos bien el día.

Me llevan a la habitación, me cambio y directos al quirófano. Hay problemas al colocarme la anestesia, la anestesista, enfermera asistente y varios que pululaban por la sala charlaban sobre la cena de navidad, muy bien, se nota la profesionalidad de la Anestesista, puede hacer dos cosas a la vez, normal, los hombres no somos multitarea…

La anestesia no llega al sitio correcto, le costó la misma vida, no había manera.

Le comento al cirujano, que me noto la mano y el hombro dormidos, pero el codo no, le vuelvo a indicar que sentía cada dedo suyo en mi codo, por lo que seguía despierto, y tras colocar los monitores y sus pitidos (que sé cómo funciona todo y sé que significa cada tono), cogen el bisturí y hacen una incisión de un centímetro de profundidad y unos 15 mm de largo el tiempo justo ya que grité como si no hubiera un mañana, me habían rajado sin anestesia, es como si te clavasen una navaja.

El jueves que viene oiré al cirujano, y como me mienta… ya sabemos contra quienes irá la demanda. Si me dice la verdad, que la anestesista se equivocó, o que se precipitaron, entonces me conformaré con una disculpa oficial y pública.

Ya estoy muy cansado de tanta gentuza que siempre se están cubriendo entre ellos, ahora van a dar la cara o haré que la den. Y que quede claro que no me importa una mierda si alguno de ellos pierde el trabajo por mala praxis.

Que ya está bien, coño, que llevo cinco años de mierda, que han acabado con todas mis ganas de vivir, porque estoy mal de cojones, harto y con ganas de arrancar cabezas.

Estando sin ganas de vivir, no sé cómo se les ocurre buscarme las cosquillas, por que yo, precisamente yo, no tengo una mierda que perder.

Hoy me han operado.

Sí, de nuevo, por tercera vez, el codo izquierdo, esta vez para recolocar el nervio en su sitio ya que estaba en otro lugar colocado deliberadamente por el cirujano, por lo que me falta precisión, fuerza, potencia y muchas más cosas en el brazo izquierdo (sin contar las punzadas cada tres segundos que me dan a lo lar del día en el codo y estar a base de pastillas y no quejarme porque no me sirve de nada).

No tengo ni idea de cómo habrá salido la operación, lo que sí tengo claro es que este artículo se ha publicado de manera automática el Viernes a las 12 de la mañana, aunque lo he escrito el martes pasado por la tarde.

Cuántos se habrán preocupado por saber si la he palmado en la mesa? Cuántos me habrán llamado?

Si no la palmo en la mesa, intentaré contarlo el sábado.

Libertades: Expresión. Pensamientos.

Hoy os iba a hablar de otra cosa, pero llevo un par de meses viendo mucho de esto, todo el mundo opina que la Libertad de Expresión y Pensamiento, de cada persona está por debajo de la que el te escucha.

Intentaré centrarme para que no os perdáis:

Puedo pensar que los negros son un cáncer, o los alemanes, o los hombres, o las mujeres o directamente la sociedad en general (y creo que todos estaréis de acuerdo en que el cáncer es la humanidad y no los pensamientos de cada uno).

Soy Español, posiblemente mucho más de muchos de los que me leen, soy Andaluz y sobre todo Sevillano, pero no se sí sabrás que las íes llevan un puntito sobre ellas y hay que colocarlo sí o sí. Por lo que Por vivir en España, tengo todo el Derecho a mi Libertad de Expresión y sobretodo, a la Libertad de Pensamientos.

Tus pensamientos y tus opiniones son tan válidas como las de los negros, los nazis, los sevillistas, los bélicos, o el resto de la humanidad. No puedes poner por delante de cualquiera que tu opinión personal es mejor que la de otra persona, porque curiosamente, es PERSONAL.

Mi Libertad de expresión y de pensamientos me hacen único y ello no gusta a todos, ya ves, como si me importase una mierda lo que piensa la gente de mí o de mis pensamientos.

Es más, el día 22 me opero por tercera vez, veremos cuántos me llaman para preguntar qué tal me ha ido. Podría decir de ante mano cuántos lo harán.

En definitiva, me repatea que te creas mejor que yo por creerte tener mejor pensamiento a tus ojos. Para discutir hacen falta dos, en mi caso, discuto conmigo mismo muchas veces, porque no encuentro a personas con dos dedos de frente con las que se pueda hablar de algún tema sin que te revoquen tus pensamientos por que creen ser mejor que tú.

V Mierdaniversario H1

El día 26 de Octubre 2019 fue el 5º aniversario, más bien el 5º mierdaniversario.

Cinco años desde que puse el pie sobre una loza de la Avenida Torneo, una loza que estaba en desnivel y que curiosamente, sigue así, no la han arreglado aún, no tienen dinero y les encantan que les denuncien.

Cinco años de dolores insoportables, de no poder ejercer mi trabajo como antes, de estar limitado en movimientos y coger peso.

Cinco años de no poder levantar más de 2 kilos durante 30 segundos.

Cinco años sin poder coger una bicicleta o moto y mucho menos un volante (ni un mísero patinete eléctrico) porque no puedo con la presión que hay que realizar sobre los manillares/volante.

Hace cinco semanas se me bloqueó el brazo, no podía moverlo, a las 4 de la mañana sin poder pegar ojo fui a Urgencias del Macarena, curiosamente me tocó el mismo Box que el de hace cuatro años. Me dieron un cabestrillo, un Nolotil y me dijeron “así durante quince días”. Claro, porque no tengo otra cosa que hacer.

A los tres días de eso y sin dormir en esos tres días decidí ir a las 7 de la mañana al médico, vaya a “asaltar” en medio del pasillo a mi cirujano, a contarle que no podía más de dolor. El me dijo en su día que si me dolía, que lo hiciera así, así que así lo hice, sin cita previa.

¿Cómo sigo? A fuerza de pastillas que me “duermen” literalmente el brazo desde el hombro hasta los dedos, pero claro, una cada ocho horas y me deja frito todo el día.

Probé a ver la equivalencia del dolor: Levanté una pesa de medio kilo con la mano izquierda y me duele, no podía con ella, así que intenté poner peso en la derecha para llegar a ese mismo punto. ¿Sabéis el resultado? Acojonante: 30 kilos.

Ese es mi plan actualmente, no puedo con el móvil, me pesa hasta una hoja de papel, se me escapan los hilos de coser entre los dedos sin saber porqué. La sensibilidad la he perdido por completo, la precisión…. Ídem de lo mismo.

En menos de un mes me vuelven a operar, vamos a por la tercera, esta vez es para recolocar el nervio en su sitio, porque como estorbaba, pues lo pusieron en otro sitio y de ahí la pérdida de sensibilidad. Que digo yo, que ya podrían haberme puesto el dichoso nervio en la segunda intervención.

Por cierto, Demandé al Ayuntamiento, el cual ha salido de Rositas. Y demandé al Hospital Universitario Virgen Macarena por mala praxis y diagnóstico erróneo, el cual GANÉ y me indemnizaron. Pero tranquilos, que no llegué al medio kilo, una mierda. La prótesis de Titanio que necesito para acabar con esto sale en 80 mil dólares y se hace en Texas durante 20 días. Así que como no me toque la primitiva… tengo brazo tonto para los restos.

Como para que no te den ganas de ponerte delante de un camión en la autovía.

PD: H1 es el Hospital HUVM. H2 es HUVR…